La primera revisión ginecológica

La primera revisión ginecológica

Desde siempre, ha existido un miedo generalizado a acudir a clínicas de ginecología y obstetricia en Elche. El miedo a lo desconocido es, en efecto, el principal enemigo de las personas. Si es tu caso y sientes temor porque pronto pasarás por tu primera revisión, esto es todo lo que debes saber.

La ginecología y obstetricia en Elche es segura y profesional. Y, sobre todo, las revisiones con el ginecólogo son rápidas y necesarias para tu salud. Si todavía eres reacia a ir a dichas revisiones, estos son algunos consejos.

La primera pregunta que suele plantearse es cuándo realizar la primera revisión ginecológica. Lo ideal es que vayas después de las primeras relaciones sexuales. Sin embargo, esto no hace imposible que puedas acudir antes si sientes que alguna cosa no va bien, por ejemplo, durante la menstruación.

En segundo lugar, hablamos de lo que se hace en la primera revisión. En ella, tras un cuestionario previo para determinar tu historial médico, se empezará palpando tus pechos y axilas para detectar posibles bultos y comprobar el estado general de la piel. Más tarde, se te hará un examen abdominal y pélvico para el cual deberás sentarte en una camilla con las piernas abiertas. Entonces, se te explorará la vulva (descartando problemas como verrugas, infecciones, etc.) y se efectuará una citología cervical para observar el estado del cuello del útero.

Debes saber varias cosas. El ginecólogo está ahí para ayudarte, así que no tengas miedo en pregunta dudas y sobre el funcionamiento de las pruebas. Además, todo tu historial médico, por ley, no saldrá de la consulta. Por último, has de saber que el examen vaginal solo ejerce algo de presión y no duele, sobre todo si vienes relajada.

Con estos consejos, verás que la revisión no es para tanto y, además, estarás cuidando tu salud. En Ginecología Y Obstetricia te ofrecemos profesionalidad y confianza. ¡Llámanos!

haz clic para copiar mailmail copiado